Ainu. Caminos a la memoria

Website del documental "Ainu. Caminos a la memoria"

i-omante rimse, la ceremonia del oso

iomanteSegún la creencias, en tiempos remotos el pueblo ainu padecía por el hambre y la escasez. Kamui Ekashi – el líder de las deidades ainu – ordenó al resto de dioses tomar el aspecto de oso y mostrar a los ainu cuál era el ritual adecuado para sacrificar los osos y enviar sus espíritus de vuelta.
Con este ritual los ainu volvían a tener carne y pieles para hacer sus ropas, y los espíritus de los osos eran enviados de nuevo al hogar de los dioses.

Realizado cada año a lo largo de tres días durante los meses de hibernación del oso, era uno de los rituales religiosos más importantes para la comunidad ainu que no obstante horrorizó a los japoneses. Para ellos se trataba de una costumbre cruel en la que el oso era disparado con flechas, golpeado y finalmente asfixiado; muy distinto a sus códigos sintoistas, finalmente prohibieron el ritual en 1790.Ritual religioso ainu, ceremonia del oso
Sin embargo para los ainu no existía tal crueldad, el i-omante era una ceremonia de despedida que ayudaba al espíritu del oso a volver a su hogar, agradeciéndole además la comida y pieles que les proporcionaba mediante rezos, bailes y ofrendas. Contrario a las opiniones japonesas, el pueblo ainu sostenía que el oso era su principal sustento, y que la forma de matarlo era un ritual que les había sido enseñado por sus ancestros.
Los ainu resistieron a la prohibición del gobierno japonés, hasta que éste no tuvo más remedio que ceder y finalmente la ley se volvió inefectiva.

La ceremonia variaba en cada kotan, pero principalmente compartían las mismas características. A final del invierno se atrapaba una cría de oso y se enjaulaba en el kotan. Durante dos años el cachorro era cuidado y alimentado, llegado ese tiempo el oso era sacrificado en el i-omante.
Hombres, mujeres y niños participaban en las oraciones. Mientras las mujeres bailaban y cantaban alrededor de la jaula, los hombres con cuerdas y flechas sacrificaban el oso.
La piel del animal, una vez desollado, era colocada bocabajo y se le ofrecían sake y alimentos. La carne se repartía y el cráneo se colocaba sobre un altar.

Actualmente la ceremonia sigue teniendo lugar, pero se trata de un festival representado para los turistas donde el oso ya no muere. La polémica está abierta porque para algunos ainu se trata de una pantomima que comercializa lo que antes era un ritual sagrado.Ceremonia del oso

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: