Ainu. Caminos a la memoria

Website del documental "Ainu. Caminos a la memoria"

Neil Gordon Munro

Neil Gordon Munro

Neil Gordon Munro

Fuente principal de esta información: La literatura de resistencia de la mujeres ainu por Yolanda Muñoz Gonzalez. Libro publicado por el Colegio de México. 2008

Neil Gordon Munro (1863-1942) fue un médico y antropólogo escocés que vivió en Japón durante casi cincuenta años. Licenciado en la University of Edinburgh Medical School viajó a la India y Japón, instalándose en Yokohama en 1893 como director del Hospital General.

Desde 1930 hasta su muerte vivió entre la comunidad ainu de Nibutani, Hokkaido. Allí fotografió y filmó el modo de vida de sus habitantes.

Entre sus varias publicaciones destaca su libro póstumo publicado por B. Z. Seligman, viuda del profesor Seligman, con el título “Ainu Creed and Cult”. En palabras de Seligman:

El objetivo de Munro al escribir un libro sobre los ainu no era sólo ofrecer un recuento de sus cuidadosas observaciones de la gente y sus costumbres, sino también demostrar al mundo en general, y a los japoneses en particular, que los ainu tenían una cultura propia que merecía tomarse en consideración, y que ellos no eran un tipo de gente inferior que sólo creía en absurdas supersticiones. Él enfatizó esta visión, y cuando registró las creencias o los rituales que pudieran parecer irracionales, se tomó la molestia de compararlos con las costumbres populares europeas. De hecho, su intención era que el libro fuera “Un llamado a la tolerancia”, como se titulaba uno de sus artículos inéditos.

Neil Gordon Munro en Nibutani, Hokkaido.

Neil Gordon Munro en Nibutani, Hokkaido.

Su convivencia entre los ainu dio al autor una posición única que le permitió describir con precisión sus creencias religiosas, hogares, ceremonias, organización social, las artes, fiestas y prácticas funerarias. “Ainu Creed and Cult” describe la complejidad de sus creencias espirituales y las prácticas rituales como una fuerza dominante en sus vidas diarias.

Como explica Yolanda Muñoz en su libro, por su labor como médico, Munro logró un gran acercamiento a las mujeres ainu de Nibutani, y fue así como le revelaron un secreto que había permanecido oculto para todas las personas no ainu. Aunque aparentemente las mujeres no tenían  ninguna importancia en el aspecto religioso y social, en 1934 Munro descubrió que las mujeres ainu eran silenciosas portadoras de un símbolo clave para la regulación de la relaciones sociales ainu. Munro recibió la confidencia de que las mujeres usaban una faja secreta llamada upsoro kut o raunke, sobre la que estaba bordado un diseño relacionado con el Kamui que presidía esa línea matrilineal. El raunke era una secreto que se guardaba celosamente y nunca se mostraba a nadie, ni siquiera a otras mujeres. Se consideraba que los raunke tenían poderes mágicos capaces de apaciguar tormentas, detener maremotos, ahuyentar la Kamui maligno de la viruela o evitar un incendio.

Mujeres ainu colocando el raunke sobre la cintura

Mujeres ainu colocando el raunke sobre la cintura. Ilustración del Museo Ainu de Nibutani.

El raunke además tenía una importante función social. Esta faja secreta marcaba la descendencia matrilineal, con base en la cual se decidían los lazos matrimoniales que podían establecerse. Según las investigaciones de Munro y Ken’ichi Suguiura documentadas por Seligman, ninguna mujer podía casarse con un hombre cuya madre tuviera el mismo tipo de raunke que ella. Según las mujeres que revelaron su secreto a Munro, una mujer no podía aproximarse al fuego, Ape Fuchi -deidad de la casa-, si no llevaba puesto su raunke, ni tampoco acercarse a la jaula del oso que sería sacrificado para el i-omante rimse.

Cinturón sagrado femenino.

Cinturón secreto femenino. Perteneciente a la colección del British Museum, imagen obtenida en http://www.britishmuseum.org

Según Yolanda Muñoz, Munro nunca publicó estas observaciones. Sería la esposa de su amigo, el profesor Seligman, quien más tarde difundiría estas informaciones como parte de los capítulos de “Ainu Creed and Cult”. La esposa de Seligman obtuvo esta información a partir de la correspondencia privada que Munro mantenía con su marido, así como de notas dispersas que fue reuniendo para dar forma al libro. Esto da a entender que Munro se involucró de tal manera con las mujeres que le dieron a conocer su secreto, que decidió no incluirlo en los datos que recopiló acerca del sistema de creencias ainu. Guiado por su conciencia Munro entendió que estaba tratando con personas con nombre y apellidos que merecían respeto y no con meros “objetos de estudio” de los que obtener datos para su investigación.

Durante el final de su vida, recopiló una más de 2,000 de objetos ainu que hoy en día forman parte de la colección del Royal Scottish Museum de Edimburgo.

Shigueru Kayano en Escocia. Ceremonia ainu conmemorativa del fallecimiento del antropólogo Neil Gordon Munro.

Shigueru Kayano en Escocia. Ceremonia ainu conmemorativa del fallecimiento del antropólogo Neil Gordon Munro.

Fue tal la importancia de su trabajo, que Shigeru Kayano viajó a Escocia para rendir homenaje al célebre médico y antropólogo. A través de un ritual ainu, Shigueru Kayano dio las gracias al espíritu de Munro por su ayuda a la hora de mejorar las condiciones de vida de los ainu.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: