Ainu. Caminos a la memoria

Website del documental "Ainu. Caminos a la memoria"

Stewart Culin: La colección ainu del Brooklyn Museum

Stewart_CulinUn inventario reciente de las colecciones ainu en instituciones estadounidenses reveló la existencia de más de 3.000 objetos ainu. De todo el conjunto, la colección ainu del Brooklyn Museum es la más extensa, formada aproximadamente por 1.100 objetos, incluyendo artefactos, pinturas ainu-e, fotografías y manuscritos.

Fue en 1903 cuando Stewart Culin, recién nombrado conservador del Brooklyn Museum, vio clara su misión como etnólogo en la tarea de documentar culturas a punto de la “desaparición”. Tanto él como otros antropólogos del momento creían que muchas culturas desaparecerían completamente bajo la presión de los avances sociales, políticos y tecnológicos de comienzo de s.XX.

En 1909 Stewart Culin, junto con Togo Takayanagi, pasó diez meses coleccionando objetos etnológicos en Japón para el Brooklyn Museum. Durante este tiempo viajó durante seis semanas a través de las islas Kuriles y Hokkaido.

Culin encontró que, al contrario que los muchos objetos que estaban en desuso y eran fáciles de comprar, los ainu eran reacios a desprenderse de los artefactos que aún eran necesarios en su día.

ikupasuyComo muchos coleccionistas y antropólogos, Stewart Culin quedó fascinado por los ikupasuy (talla para las oraciones), que describe con el término erróneo “levantador de bigote” en los catálogos de sus exhibiciones, aunque Culin no fue el único que erró en el uso de este importante objeto religioso ainu.

El propio Culin juzgaba la autenticidad de los objetos si eran fabricados por los ainu para su propio uso o si éstos eran destinados para la venta.

Las notas de Culin muestran la trampa en la que caían muchos conservadores que no conocían el idioma de la comunidad que pretendían estudiar. Habitualmente se comunicaban a través de un tercer lenguaje mediante intérpretes de la cultura dominante.

Normalmente, cuando Culin se hospedaba en alguna pequeña posada de los pueblos ainu, era visitado por mujeres, hombres e incluso niños ainu que le traían ropas, platos, cuencos, flechas y otros objetos que eran moneda de cambio con los turistas.

El propio Culin fue testigos de los cambios que se estaban produciendo en las costumbres ainu a principios de siglo y en sus comentarios se puede ver reflejada la asimilación cultural sufrida:

“As I saw the Ainu in everyday [Japanese] dress, they appeared to have abandoned their old costumes.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en febrero 23, 2015 por en Historia del pueblo ainu y etiquetada con , , , , .
A %d blogueros les gusta esto: