Ainu. Caminos a la memoria

Website del documental "Ainu. Caminos a la memoria"

Declaración de intenciones

La primera vez que oí hablar de las minorías en Japón fue en un clase de antropología de la profesora Rosemarie Bernard durante mis estudios en Tokio en 2005. Entonces me di cuenta de lo contradictorio del “mito de la raza única” japonesa, creado con intención política y que tras él se escondían problemas de discriminación a minorías como los burakumin, los coreanos zainichi o los okinawenses, a parte de los ainu.

Tiempo después, acudí a un congreso de la British Association for Japanese Studies (BAJS) en la University of London, en 2010, para realizar una presentación y me encontré con una conferencia sobre colecciones ainu en museos. Era Philippe Dallais, uno de los mayores especialistas occidentales en cultura ainu.

Al año siguiente aproveché mi estancia en la Universidad de Waseda para asistir a las clases de lengua ainu que daba la profesora Shiga Setsuko y presenté mi primer trabajo sobre las minorías, que no pude exponer en persona por el terremoto de 2011 pero que quedó publicado en las actas: “Discovering minorities after post-war: First representations of Korean residents, zanichi, in Japanese cinema” in The Asian Conference on Cultural Studies (ACCS) 25 de marzo de 2011.

Durante 2011 y 2012 fui poco a poco profundizando en la cultura ainu en el Centro de Cultura Ainu de Tokio, el bar ainu Harukor  o en el Kamuimintar de Chiba. En verano de 2012 viajé con Almudena García a Hokkaido donde grabamos el grueso del documental. Teníamos los testimonios de investigadores japoneses-wajin, activistas ainu y japoneses por la causa ainu, y profesores de lengua y cultura ainu. Pero a principios de 2013 entendimos que para terminar el trabajo necesitábamos otro punto de vista: los especialistas extranjeros. Viajamos a Suiza y Alemania, sus contribuciones ayudaron a entender el problema ainu desde una perspectiva más amplia.

El objetivo del documental era tratar de buscar cuáles eran los caminos posibles para recuperar la identidad ainu. Durante este viaje nos dimos cuenta que quizá, más que restablecer su cultura, lo importante era recuperar su dignidad. Entender que uno no puede estar orgulloso de lo que no ha elegido, pero puede estar orgulloso de lo que hace, era entender el camino hacia quiénes eran los ainu.

Marcos Pablo Centeno Martín

Director del documental Ainu. Caminos a la memoria

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: